Elecciones al Parlamento de Galicia del 21-O: el análisis

Alberto Nuñez Feijóo 2012

Galicia votó ayer la configuración de su parlamento autonómico, reflejando un principio de continuidad política y muchos más titulares secundarios que aquí, como es propio, se van a convertir en un extenso relato donde nada quede suelto. Como dicen en Jot Down, “reading is sexy”, y páginas donde repasar titulares sin contextualizar ya existen demasiadas. Es una amenaza, para abrir boca.

La victoria que fue una derrota

Las elecciones al Parlamento de Galicia han tenido tres fases: el análisis previo, el “oh dios mío que está pasando” (dicho muy rápido y agitando los brazos) y el resultado definitivo que confirmaba los análisis previos, las encuestas y la observación lógica.

Continúa leyendo Elecciones al Parlamento de Galicia del 21-O: el análisis

La política no tiene dueños

Asturias tendrá durante los próximos tres años, hasta la celebración de las elecciones autonómicas y municipales de 2015, un gobierno presidido por el socialista Javier Fernández, tras haberlo acordado así con Izquierda Unida y UPyD.

El apoyo de este último partido a la investidura del candidato del PSOE, sin ir a formar parte de su Ejecutivo, se ha convertido en una cuestión de primer orden, como por otra parte estaba previsto, y viene bien para mostrar cómo de visceral e interesada ha llegado a ser la política española, y cómo de interesados y demagógicos los discursos que se van construyendo en torno a la actualidad.

Álvarez Cascos e Ignacio Prendes
Álvarez Cascos e Ignacio Prendes. Una fotografía de J.L. Cereijido (EFE) en El País.

Desde su fundación, UPyD ha sido ignorado por el PSOE y el PP, puesto que en ambos tiene un importante caladero de votos, con variaciones regionales. Esto ha provocado que el grupo magenta haya encontrado su única vía de comunicación en grupos de medios de ideología de extrema derecha, hecho que también le ha valido un estigma al otro lado.

Para el PP, el partido de Rosa Díez ha sido siempre otra marca blanca de la izquierda. Para el PSOE, el partido de una tránsfuga rebotada que busca notoriedad. Para la izquierda y los nacionalistas en general, un partido muy de derechas, centralista y españolista. Los excompañeros de Díez aseguraban que, en caso de tener que pactar, UPyD lo haría con el PP. El PP apostaba por la opción inversa. Una estrategia lógica por intentar situar a los transversales en algún lugar que generase odio visceral en sus simpatizantes tradicionales que se pudieran sentir seducidos por cantos nuevos.

Pero la realidad es que ninguno de los dos partidos grandes, así como FAC, ha tenido problema alguno en negociar con el diputado Ignacio Prendes el futuro del Principado de Asturias. El resultado estaba claro: si UPyD apostaba por el gobierno de la izquierda, el PP y su exdirigente Cascos confirmarían sus sospechas. En caso contrario, el PSOE podría hacer lo propio.

Continúa leyendo La política no tiene dueños

El prepotente paternalismo del PSOE

Desde que el PSOE perdió las elecciones de noviembre, de modo contundente, hay una frase que recorre las redes sociales, los blogs y los comentarios de bar entre los afines a este partido, que crece y se repite más cuanto mayor es la implicación de quien la emite (militante, simpatizante declarado…): “disfruten lo votado”.

Hay otras similares, y en general vienen a reprochar a la población haber votado al PP o, si se pretendiera hacer un análisis electoral serio, haber dejado de votar al PSOE permitiendo la contundente victoria de Rajoy y lo que esto conlleva.

38 Congreso Federal PSOE
Imagen del 38º Congreso Federal del PSOE en Sevilla. Fotografía: PSOE.

Uno de los mayores vicios del PSOE, y se ha señalado insistentemente en esta página, es la pasión con la que habla de sí mismo; tanto, que en ocasiones parece que se sitúan las siglas por encima de las propias ideas y los ciudadanos. Todos hemos visto esos Congresos o Comités Federales o Regionales en los que aparece un partido administrando un partido y no un partido administrando ambiciones sociales. Un discurso y modo de hacer que, de no moderarse, acabará costando caro en un momento en que muchos votantes tradicionales, que bajo ningún concepto habrían pensado en cambiar su voto en los últimos 30 años, empiezan ahora a despegar el sentimiento de su papeleta.

Continúa leyendo El prepotente paternalismo del PSOE

UPyD, efectivo golpe de efecto

Asturias se ha convertido en una de las atracciones políticas del momento. Después de una legislatura convulsa, en la que el recién elegido Álvarez-Cascos tuvo que dimitir al no poder aprobar los presupuestos de 2012, se han celebrado unas elecciones con un resultado diferente al de hace diez meses, pero no menos divertido y surrealista.

En esta ocasión un escaño decidido por el voto exterior, que recayó del lado socialista, ha querido que los bloques de izquierda (PSOE e IU) y derecha (PP y FAC) empataran a 22 escaños. Ese escaño de los residentes ausentes dio a otro, el de UPyD, la mayor capacidad de decisión efectiva que ha tenido este partido en su corta historia. Sumaría el número 23 que cualquiera de los bandos necesitaría para formar gobierno.

Desde el primer momento, militantes de uno y otro lado comenzaron su campaña de presión en las redes. Los socialistas siempre han criticado a UPyD por ser “un partido de derechas” fundado por una “rebotada” del PSOE. La derecha ‘popular’, de acuerdo con sus intereses, intentaba convencer a su electorado de lo contrario, coligiendo que estamos ante otra marca maquillada de la izquierda de toda la vida. Entre tanto, los propios magentas se definen como transversales, “con ideas, sin ideología”. También apareció en el recuerdo que uno de los partidos en liza, Foro Asturias, fue el que permitió en el Congreso con la suma de su diputado que la formación que lidera Rosa Díez tuviera grupo parlamentario propio tras las elecciones del 20N. ¿Pesaría como hipoteca?

Continúa leyendo UPyD, efectivo golpe de efecto

La transición del PSOE

El 38º Congreso del PSOE acabó como se esperaba: con una de las dos partes venciendo por muy poco. No hay más titulares. De este Congreso se sale resolviendo temporalmente un debate sobre caras sin apunte alguno de proyecto político. Ni siquiera se han resuelto las cuestiones sobre organización interna, a la espera de una conferencia posterior.

Cuando tres congresos atrás fue elegido José Luis Rodríguez Zapatero, se hablaba en todas las tertulias de la “nueva vía”. Y esa vía no significaba únicamente una ruptura entre los tradicionales sectores del partido, sino una nueva manera de entender el socialismo.

Ahora, la elección de Rubalcaba frente a Chacón supone, según parece, volver al PSOE anterior, tal y como se entendía en época de González. Pero eso es mucho suponer, puesto que poco se ha hablado de discurso, más allá de las citas a los gloriosos símbolos del pasado y las genéricas pautas de buena fe. Una oportunidad perdida a un mes de las elecciones en Andalucía.

Continúa leyendo La transición del PSOE