Bienvenidos

Bienvenidos a la democracia parlamentaria. Por fin.

El resultado de las elecciones es el peor que podrían esperar los cuatro nuevos grandes partidos porque les obliga a retratarse. Todos deben salvar España (qué digo España, ¡el mundo!) salvándose a sí mismos. Conjugar ambas cosas va a necesitar de sexo, drogas y mucha inteligencia. ¿Por ese orden? Pues quizá, ya todo es posible.

El PP tiene la legitimidad de ser el primero en intentar formar gobierno. Es ahora cuando va a comprender de qué sirve en un sistema parlamentario jugar a la exclusión y la agitación visceral permanente. Rajoy (como ya le enseñó su predecesor y ahora enemigo) ha dinamitado todos los puentes de entendimiento que le podrían servir para salvar la silla. A la hora de pactar importa más no causar rechazo que generar afecto, como tanto se ha repetido estos días. Sólo tiene el cariño inevitable de Ciudadanos y es insuficiente.

Todo el mundo mira al PSOE con cara de pena. El PSOE, experto en destruirse a sí mismo, mira a los demás con la misma cara de pena y a los suyos con hambre caníbal. El espectáculo será dantesco. Como siempre. Estos días va a recibir presiones para dejar gobernar a Rajoy, es cierto; como lo es que muchos están deseando que eso pase para confirmar su propio discurso y poder rematar a un partido que a pesar de sus enemigos y a pesar de sus dirigentes no acaba de morir. Ay, qué ilusos.

En realidad el PSOE lo tiene muy fácil. Del mismo modo que Rajoy tiene la legitimidad de buscar apoyos, Pedro Sánchez tiene la de liderar la alternativa. Basta con que presenten a su candidato con un programa social y de Estado que las fuerzas de la izquierda no puedan rechazar y dejarse querer o matar. Una y otra vez. Si sale, bien. Si no sale, nuevas elecciones y que la gente, ese concepto de moda, decida.

Continúa leyendo Bienvenidos

El PSOE, ¿voto útil de la derecha?

Si hay un momento que llama a los tópicos es el de la celebración de las elecciones en Andalucía. Ciudadanos en general, periodistas y hasta los propios políticos caen o caemos en ellos. El PP nacional suele dar disgustos a su división regional con salidas de tono sobre el carácter de los andaluces, que no parecen la mejor manera de ganar su confianza. Anoche, un diputado de UPyD también mostró su mal perder: Carlos Martínez Gorriarán concluyó que si a su partido no le otorgan representación, pues ellos se lo pierden. El error siempre es ajeno.

Continúa leyendo El PSOE, ¿voto útil de la derecha?

Imágenes que no valen palabras

Hemiciclo Parlament de Catalunya

Probablemente los vídeos electorales no decidan muchos votos. Probablemente exista algún estudio realizado al respecto de esta cuestión. Pero no vamos a hablar de eso. El pasado viernes arrancó la campaña electoral para las elecciones al Parlament de Catalunya que se celebrarán el próximo domingo 25 de noviembre y, como siempre, los diferentes partidos han publicado sus anuncios, que en estos tiempos alcanzan más difusión a través de la red que en los medios tradicionales.

Aunque sean un medio poco útil para captar votos, sí lo pueden ser para interpretar los mensajes que quiere trasladar cada una de las formaciones y los candidatos, así como sus equipos de comunicación, ya sea de manera consciente o inconsciente. Quizá en esta campaña casi todos sean, en lo concreto y en lo abstracto, brutalmente acertados.

Vamos a intentar analizar cada uno de ellos, aplicando la imprescindible maldad y siguiendo el orden de la actual representación parlamentaria.

Continúa leyendo Imágenes que no valen palabras

Euskadi, donde todo es distinto

Iñigo Urkullu Elecciones 2012

La reestructuración del mapa político vasco, con la vuelta de la izquierda abertzale radical (definida aquí de ese modo porque, aunque se suela obviar interesadamente, los partidos legales siempre siguieron allí) ha arrojado el resultado previsto: una victoria del PNV, un arrastre del PSE gobernante al tercer lugar y el posicionamiento de EHBildu como segunda fuerza política.

En el eje soberanista, el parlamento vasco queda distribuido en una relación de 48-27 a favor de los abertzales y en el eje ideológico de 37 (de PNV y PP) a también 37 (de EHBildu y PSE), excluyendo el escaño de UPyD de esta división. Y es importante matizar esto para ahora apuntar que, probablemente, si hacemos caso de la opción favorita de los ciudadanos en los sondeos y de la observación política de las relaciones entre partidos, ninguno de esos dos ejes decidirá el gobierno, sino la suma de un partido nacionalista de derechas (PNV) y uno constitucionalista de centro izquierda (PSE), quién sabe si mediante la fórmula de la coalición de gobierno o del puntual apoyo parlamentario. La candidata de la izquierda abertzale, Laura Mintegi, ya acusó a ambos partidos de tener acordado su pacto de manera secreta durante el debate electoral. Patxi López respondía que un acuerdo de gobierno entre PNV y PSE está fuera de la realidad; pero el matiz “de gobierno” es importante, porque no excluye la posibilidad parlamentaria. Euskadi, donde todo es distinto.

De lo que no cabe duda es de que Urkullu será lehendakari, y lo será probablemente porque el voto identitario sí tiene aquí más peso que el económico o el gestor. Patxi López, con mejor imagen fuera que dentro de Euskadi, deja una Comunidad Autónoma con números también mejores que la media española en las cifras de paro o déficit publico (sin duda por delante del premiado Feijóo), y bajo su mandato los ciudadanos han votado por primera vez sin la violencia terrorista. Pero los nueve escaños que se deja por el camino muestra que la batalla vasca se libra en otra plaza. Euskadi estaba viviendo estos cuatro años una situación política democrática y legal pero sociológicamente anormal.

Continúa leyendo Euskadi, donde todo es distinto

Elecciones al Parlamento de Galicia del 21-O: el análisis

Alberto Nuñez Feijóo 2012

Galicia votó ayer la configuración de su parlamento autonómico, reflejando un principio de continuidad política y muchos más titulares secundarios que aquí, como es propio, se van a convertir en un extenso relato donde nada quede suelto. Como dicen en Jot Down, “reading is sexy”, y páginas donde repasar titulares sin contextualizar ya existen demasiadas. Es una amenaza, para abrir boca.

La victoria que fue una derrota

Las elecciones al Parlamento de Galicia han tenido tres fases: el análisis previo, el “oh dios mío que está pasando” (dicho muy rápido y agitando los brazos) y el resultado definitivo que confirmaba los análisis previos, las encuestas y la observación lógica.

Continúa leyendo Elecciones al Parlamento de Galicia del 21-O: el análisis