Nuestra foto

¿Había que publicar la foto? Es un debate que aparece periódicamente en los medios de comunicación, ahora en las redes sociales. Algunos creen que los límites son las vísceras, la sangre. Lo agradable que sea la imagen. Yo creo que el límite es la causa. Una foto por un accidente, catástrofe natural o incluso atentado político en un país de nuestro entorno no aporta nada. La escena de un niño muriendo en la puerta de nuestra casa tras huir de una guerra, sí.

Es curioso que los argumentos principales en estos casos suelan ser lo mucho o no que nos molesta. A nosotros. Que no está mal publicarla si se avisa. ¿De qué? Si yo estuviera en el consejo de redacción de un periódico o una tele te diría que la comodidad que supone la mezcla de tu sofá y tu tranquila ignorancia no me importa y que el periodismo imparcial tampoco porque nunca ha existido. El periodismo se inventó para contar lo que hay pero también para remover conciencias, algo que con suerte hace una vez al año.

Continúa leyendo Nuestra foto