¿Qué (y quién) nos dará de comer?

Ferran Adrià transformó su restaurante en escuela, Sergi Arola salta a la prensa por deudas con Hacienda y ahora los herederos de Santi Santamaría anuncian que cierra Can Fabes, en Sant Celoni, porque no es económicamente viable.

Un país con una cultura gastronómica como la nuestra y su potencialidad turística necesita referentes, investigación y vanguardia, gente que lo ponga en el mapa. Sin embargo, por un lado se ha creado una burbuja elitista, paralela a la otra burbuja nacional, y entre tanto la mayoría de restaurantes y hoteles siguen siendo como eran: cutres, sin formación, sin proyecto y sin profesionalidad.

(más…)