Twitter incendia Twitter

Las redes sociales son objeto de estudio y análisis constante. También protagonistas de noticias sobre incendios virtuales recurrentes. Existe incluso un grado universitario sobre el tema. En cambio, no sabemos casi nada: es un fenómeno reciente y con casi todo por explorar; donde abundan más los charlatanes que los expertos.

Hay dinámicas de las que uno siente contagiarse, a pesar de todo. De un tiempo a esta parte la gente parece siempre enfadada. En los noventa veíamos la tele con la familia y con ella destrozábamos al presentador. Ahora, la familia son millones de potenciales lectores que han entrado en una carrera por ser el más ingenioso atizando al político o periodista de turno, y que tienen la capacidad de dejar de ser anónimos por un rato. Los más interesados en ello han descubierto que la crispación vende, y medios de comunicación en horas bajas ayudan a extender su capacidad convirtiendo en noticia fenómenos de minuto y medio con el único fin de ser leídos o al menos visitados.

Continúa leyendo

Cámara TVE

En RTVE ya no hay vuelta atrás

Sentada en RTVE

Recuerda Ximo Clemente que hace un año a estas horas se reunió el Consell de la Generalitat Valenciana para destituir al consejo de RTVV y nombrar liquidador.

Justo doce meses después Twitter se llena de fotografías y mensajes de los trabajadores de la corporación pública estatal RTVE. Trabajadores que a estas horas mantienen una redacción de informativos vacía y paralizada, mientras hacen una sentada junto a los despachos de la dirección que ha destituido de un plumazo a los jefes de área. Un paso más en una gestión anacrónica con la que se pretende controlar ideológicamente un medio público con las herramientas y estrategias de manipulación de décadas pasadas.

Continúa leyendo

El juguete de los juguetes rotos

Las redes sociales y lo que ahora se llama “periodismo de clic” están rebajando más, si cabe, el nivel de la prensa. Tanto, que uno se pregunta si será ella la que al final dé la razón a los que gritan que su misión ha terminado. Los periodistas nos reivindicamos afirmando que sin alguien que seleccione la información relevante, la filtre y la contraste, esto será la selva y en ella moriremos ahogados. Y es verdad: la propaganda vestida de libertad está ganando la batalla.

Sin embargo, a cambio de ganar visitas en sus aún insostenibles ediciones digitales, los medios han tomado por costumbre convertir en noticia hechos que ni de lejos permitirían aprobar un examen en cualquier facultad. No hay distinción: lo hacen los de corte serio, los ideologizados y los periódicos populares híbridos. Porque siendo cierto que la prensa sensacionalista de carácter general no existe en España, sí hay aproximaciones de cierta “calidad” en páginas concretas de cualquiera de nuestros diarios de referencia.

Continúa leyendo

Convocatoria del referendum independentista catalán

La pregunta: ni clara, ni sencilla

Las formaciones políticas del Parlament de Catalunya favorables al ‘derecho a decidir’, exceptuando al PSC, han pactado con el gobierno de Artur Mas la pregunta y la fecha para una posible consulta independentista. Consulta y no referéndum, matizan los organizadores, con las diferencias que ello supone. Sería el nueve de noviembre de 2014; y la pregunta, una con dos partes: “¿Quiere que Cataluña sea un Estado?”, y en caso afirmativo, “¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente?”

A lo largo de este primer año de legislatura, desde que Mas convocó elecciones parlamentarias para avalar el proceso, se había dicho que la pregunta sería “clara”. Era la palabra más repetida, el mantra consultivo; pero el resultado no parece confirmar que la expectativa se haya cumplido. La doble pregunta no gusta a ERC, el partido inequívocamente independentista, y pone a los partidos favorables a la consulta pero no tanto a la independencia (que son, en la práctica y en mayor o menor grado, casi todos los demás) dentro de su propia contradicción. Sólo la CUP puede estar contenta, convencida de las bondades de la independencia y también de lo bonito que es consensuar. Y porque de vuelta a casa tendrá muchas cosas que decidir en asamblea.

Continúa leyendo